Compartir este artículo

Mientras expertos de todo el mundo debaten las maneras para combatir el Covid-19 (coronavirus), un grupo de científicos argentinos busca inversores que permitan desarrollar masivamente el prototipo de un kit portátil que detecta la enfermedad.



“El kit es un prototipo que demostró ser efectivo en muestras sintéticas de coronavirus y los resultados fueron óptimos en relación a sensibilidad y costo”, dijo en diálogo con Télam Federico Pereyra Bonnet, uno de los fundadores del proyecto Caspr Biotech, que ya tiene más de un año de desarrollo.

Pereyra Bonnet explicó que el año pasado “se descubrió el diagnóstico como un nuevo uso para la tecnología CRISPR”, que sirve para «cortar y reparar el genoma», y que a partir de allí los científicos crearon una empresa de base biotecnológica bajo normativa del Conicet que “es la encargada de llevar adelante el desarrollo de los kits”.

«Con la tecnología CRISPR empezamos a trabajar en 2014 desde varias publicaciones internacionales», sostuvo el científico.

El proyecto -integrado además de Bonnet, por Carla Giménez, Franco Goytía, Lucía Curti y Guillermo Repizo- ya funcionó exitosamente en pruebas para dengue (en pacientes), zika y hantavirus.

El científico del Conicet explicó que “el kit es una tira reactiva de papel en la que el resultado puede leerse como en un Evatest”, y agregó que el “costo es de menos de dos dólares por reacción”.